Seleccionar página

El avispero que se armó con la improvisación de hacer un Hospital Móvil a vapor por la”perentoria necesidad”de atender los contagiados del Coronavirus no es más que el resultado de la ineptitud,la inegligencia, la inoperancia de las autoridades de turno en todos los niveles.

La construcción del Hospital de Bonao se inició que, aunque era totalmente necesario,solo se tomó en cuenta el engaño en plena Campaña Electoral del 2016. Engaño en todos los sentidos.1ro.la ubicación del terreno,2do.el proceso de compra,3ro.el proceso de adecuación,4to.licitación de la obra,5to.

El silencio del CODIA en la participación de la obra,6to. Compra de los materiales,7mo.

La adjudicación de la compra de relleno a un empresario arenero ligado al entorno de la autoridad provincial que dirige la obra,8vo.el mismo entorno que gestiona la obra fue el mismo que fue sometido por malversación de dinero público del Consejo Provincial de Desarrollo. En fin, tantas cosas fuera de procedimiento y sin planificación porque solo se comenzó con fines electoreros de las circunstancias del 2016,y que han dado al traste a las tantas mentiras para la terminación final de tan esperado y anhelado HOSPITAL DE BONAO. 4 años en espera y sigue el conteo y a estas alturas la construcción se encuentra a no más del 60% . Por la ineptitud, la falta de planificación y una aptitud arrogante y humillante para su pueblo por parte de las autoridades gestoras llámense:Senador Felix Nova,Dra.Rita Desangles,Gobernadora Mirian Abreu,Ing.Pagán,y el Presidente Medina,es el resultado de la improvisación de un susodicho hospital móvil que solo vino a dañar la única instalación deportiva qué hay en Bonao y que tiene más de un mes y no se ha instalado,donde hasta las promesas de la cantidad de camas y de ventiladores han resultado una falsa y un engaño más de las supuestas autoridades gestoras.

La pena de no tener un hospital digno y la impotencia que nos embarga solo nos faltaría que viniera el Penco Salvador a inaugurar el hospital móvil en nombre del Presidente Medina ,el mismo que se tragó un tiburón podrido y que echó los escrúpulos al safacon.